Desde el capitalismo

Postales enviadas desde un capitalismo en permanente y autónoma mutación.

El capitalismo continúa mutando como un virus incontrolable, sin ningún tipo de finalidad, mutando por mutar, por sobrevivir estadísticamente. Arrasará  con todo lo que deba arrasar y no tendrá ningún reparo en destruir todo lo que deba destruir. La destrucción y la construcción forman parte intríseca de su ADN. Notamos como corre por nuestras venas y como nos contamina.


Fotgrafía de Harvey y un servidor el día de la celebración de mi tercer cumpleaños.


   
      

Postal del primer envío sobre el capitalismo mutante.


En esta segunda postal enviada desde el exilio marxista, Harvey nos interroga sobre la naturaleza intrínseca del atomo capitalista, el dinero. El capitalismo actual ya no se centra en las fuerzas del trabajo, ciego interviene sobre los movimientos de capitales. En un país de ciegos el tuerto es el Rey.

¿La naturaleza del dinero es de carácter divina? ¿Tiene el materialismo financiero aspiraciones religiosas? ¿Se puede contabilizar el dinero, es realmente un número? 

En esta tercera entrega Harvey, desde su refugio espiritual, nos muestra una herramienta con unos poderes muy particulares. A simple vista parece una simple olla para cocinar, una cazuela de las que todos tenemos en nuestra cocina, pero Harvey ha observado, después de largas y agotadoras investigaciones, que este útil debidamente tratado puede tener nuevas y sorprendentes funciones. Te invita a que amplies la investigación buscando nuevas utilidades para este objeto.